Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto un agujero negro supermasivo casi en el mismo límite del universo observable, situado a 13 mil millones de años luz de distancia. Dado que el universo tiene 13, 7 mil millones de antigüedad, estamos viendo este objeto cuando el universo tenía tan solo 700 millones de años. Guau…

Los núcleos galácticos activos, o los quasars se producen cuando un agujero negro supermasivo se está dando un banquete con el material que cae en él. La materia se le acumula mucho más rápidamente de lo que el agujero negro puede engullir, y comienza así a brillar tan intensamente, que los astrónomos son capaces de observarlo nítidamente a través del universo. Este cuerpo celeste, el CFHQS J2329-0301, fue descubierto como objeto integrante de un nuevo quasar lejano, según el sondeo realizado con el equipo de toma de imágenes MegaCam del telescopio franco-canadiense de Hawai, (CFHT).

El agujero negro que activa el quasar, se cree que posee una masa equivalente a 500 millones de veces la de nuestro sol, lo que lo convierte en voraz y brillante. Y dado que el quasar es tan brillante, los astrónomos pueden emplearlo como fondo para analizar el gas existente delante de él, y continuando con las observaciones, pueden conseguir más detalles acerca de la clase de galaxia que lo contiene.

Original Source: Canada-France-Hawaii Telescope News Release
Imagen: http://www.universetoday.com/.../2007-0607blackhole.jpg