Portada
Un equipo internacional de astrónomos, entre los que se encuentra Marc Sarzi de la Universidad de Hertfordshire, ha enviado una carta a Nature en la que se expone un nuevo procedimiento para determinar la masa de los agujeros negros supermasivos presentes en las galaxias. Esta determinación se realiza mediante la medición de la velocidad con que las moléculas de monóxido de carbono orbitan alrededor de dichos agujeros negros, mediante esta nueva investigación, se abre la posibilidad de realizar estas mediciones en muchas más galaxias como jamás se había hecho con anterioridad.nike

NGC 4526

Galaxia NGC 4526, las regiones de color púrpura nos muestran gas molecular frío, el cual coincide con el disco de polvo. (Cortesía de la Universidad de Hertfordshire)



Un agujero negro es un objeto tan denso, que su gravedad impide que absolutamente nada, incluyendo la luz, pueda escapar a su atracción. Los agujeros negros supermasivos pueden ser desde un millón a mil millones de veces más masivo que nuestro Sol, y se cree que la mayoría de las galaxias, cuando no todas, incluyendo la Vía Láctea, contienen agujeros negros supermasivos en sus centros, lo que nos sugiere que la evolución de los agujeros negros y las galaxias están muy interrelacionados.

Comprender como se formaron las primeras galaxias, su evolución a través del tiempo y los procesos que han dado lugar a la gran variedad de estructuras observadas en las galaxias cercanas, constituye una de las áreas de investigación más activas de la astrofísica.

Marc Sarzi, del Centro de Investigación de astrofísica de la Universidad de Hertfordshire, ha manifestado que "existe una sorprendente relación entre la masa de los agujeros negros supermasivos y la masa de sus galaxias anfitrionas, pero esta conclusión está basada únicamente en un reducido número de observaciones. Hasta ahora, solo se han utilizado tres procedimientos para determinar la masa de los agujeros negros supermasivos, y estos únicamente funcionan en galaxias relativamente cercanas. Mediante esta nueva técnica, hemos sido capaces de demostrar que podemos establecer la masa de este tipo de agujeros negros cada vez más lejanos en el universo, lo cual nos permitirá comprender mucho mejor el papel que éste tipo de objetos desempeñaron durante la formación de las galaxias".

Tim Davis, del Observatorio Austral Europeo y principal autor del artículo, ha comentado: "Hemos observado las moléculas de monóxido de carbono presentes en las galaxias, monitorizadas con la utilización de la Cadena Combinada de Telescopios para la Investigación de la Astronomía de ondas sub-milimétricas (CARMA). Mediante las nítidas imágenes obtenidas, hemos sido capaces de amplificar el centro de la galaxia y detectar el susurro del gas alrededor del agujero negro. Este gas se desplaza a una velocidad determinada por la masa del agujero negro y su distancia al mismo. Mediante el conocimiento de la velocidad del gas en cada posición, podemos establecer la masa de dicho agujero negro".

Las observaciones de CARMA constituían todo un desafío, pero la nueva Cadena de Telescopios de Atacama (ALMA) que actualmente se están construyendo en Chile nos permitirá aplicar sistemáticamente esta nueva técnica a cientos de galaxias en nuestro universo cercano.

Fuente: Science Daily

Universo Al Día

APOD
Imagen del Día

Observatorio (castellano)
APOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

EPOD

EPOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

Cambia la imagen a mostrar:

Otras imágenes: LPOD, ASOD, OPOD, Observatorio de la Tierra (NASA)

Formulario De Conexión

Quién está en línea

93 Visitantes, 0 Usuarios