Portada
Los agujeros negros primigenios son restos del Big Bang y se cree que, actualmente, nos puedan molestar en nuestro Universo. Si pesasen 1012kg o más en el momento de la creación, habrían tenido masa suficiente para que hubiesen sobrevivido a la evaporación constante, producida por la radiación de Hawking durante 14 mil millones de años, desde el comienzo del cosmos.nike air max 2009 red mahogany wood putty

Pero, ¿qué sucede cuando se evapora un minúsculo agujero negro, tan pequeño, que incluso llega a quedar fuertemente atrapado alrededor de la estructura de una quinta dimensión (distinta de la “habitual” de tres dimensiones espaciales más el tiempo)?. Bien, el propio agujero negro se manifestaría explosivamente, de modo similar que cuando se rompe una cinta elástica emite energía. Estos instantes finales significarían que, el agujero negro primigenio se ha extinguido. Lo que este hecho lo convierte en emocionante es que, los investigadores creen que pueden detectar estos sucesos como picos de emisiones de radio-ondas, con lo que su caza habría comenzado...

Las publicaciones acerca de los agujeros negros primigenios han sido muy populares en los últimos años. Existe la posibilidad de que estas singularidades antiguas sean muy comunes en el Universo, pero como la teoría predice que deben de ser muy pequeños, se sospecha que sus efectos sobre el espacio circundante pueden no ser muy observables (a diferencia de los agujeros negros supermasivos, más jóvenes presentes en los centros de las galaxias o de los agujeros negros residuales tras las explosiones de las supernovas). Sin embargo, podrían ser bastante traviesos. Algunos agujeros negros primigenios, incluidos los que "golpean" los asteroides, si atraviesan el sistema solar serían expulsados atravesando la Tierra a gran velocidad, o incluso podrían quedar atrapados en el interior de un planeta, alimentándose lentamente de éste cual parásito planetario.

Pero, podemos decir que, si estas reliquias del Big Bang no se acercan nunca a la Tierra jamás observaremos sus efectos (es un alivio, pues lo que nunca podremos hacer sin un agujero negro es jugar al billar con los asteroides cercanos a la Tierra, o sentir la amenaza de un mini agujero negro perforando el planeta). ¿Cómo vamos a poder observar estas singularidades teóricas?

Ahora, con el último observatorio del que se dispone, las mediciones cósmicas en radio-ondas son claramente observables: El Eight-meter-wavelength Transient Array (ETA) dirigido por el Virginia Tech Departments of Electrical & Computer Engineering and Physics, y el Pisgah Astronomical Research Institute (PARI), realiza actualmente, y lo ha estado haciendo durante los últimos meses, observaciones de alta frecuencia de radio-ondas. Este sistema de antena de observación básica, situado en los campos de Montgomery County y North Carolina, podría recibir emisiones en las frecuencias de 29 a 47 Mega herzios, proporcionado a los investigadores una oportunidad única de observar como se extinguieron los agujeros negros primigenios.

Curiosamente, si sus predicciones son correctas, esto podría proporcionar evidencias para la existencia de una quinta dimensión, una dimensión que opera a escalas del orden de milmillonésimas de un nanómetro. Si esta emisión exótica se puede recibir, y si además es corroborada por ambas antenas, podría ser la evidencia de la predicción que realiza la teoría de cuerdas, de que hay más dimensiones de las cuatro que actualmente conocemos.

“La idea que estamos explorando es que el Universo posee unas pequeñas dimensiones imperceptibles (del orden de una milmillonésima de nanómetro) además de las cuatro que conocemos actualmente. Esta dimensión extra podría ser rizada, en un estado similar a la que poseía todo el Universo en el momento del Big Bang.” Ha manifestado Michael Kavic, investigador del proyecto.

El que los agujeros negros estén envueltos sobre sí mismos predice una quinta dimensión, puesto que se evaporan y pierden masa y finalmente, los agujeros negros primigenios estarán tan tensos y desplegados alrededor de la quinta dimensión que terminarán extinguiéndose emitiendo ráfagas de radiofrecuencias.

"La teoría de las cuerdas requiere de dimensiones adicionales para ser una teoría coherente. La teoría de las cuerdas sugiere un mínimo de 10 dimensiones, pero nosotros estamos considerando modelos con solo una dimensión adicional." Ha manifestado Kavic.

Cuando el Large Hadron Collider (Gran Colisionador de Hadrones), entre en funcionamiento en mayo, se espera que las altas energías generadas puedan producir mini agujeros negros (entre otras cosas interesantes) donde los investigadores puedan buscar dimensiones adicionales para la teoría de cuerdas. Pero los ocho metros de longitud de onda del Eight-meter-wavelength Transient Array (ETA) necesarios para buscar la extinción por “muerte natural” de los agujeros negros primigenios, constituye con mucho, un esfuerzo menos costoso y puede lograr el mismo objetivo.

Fuente: Universe Today
Imágenes: www.universetoday.com/.../explodingblackhole_article.jpg www.universetoday.com/.../corearray_vcrop_small.jpg

Universo Al Día

APOD
Imagen del Día

Observatorio (castellano)
APOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

EPOD

EPOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

Cambia la imagen a mostrar:

Otras imágenes: LPOD, ASOD, OPOD, Observatorio de la Tierra (NASA)

Formulario De Conexión

Quién está en línea

117 Visitantes, 2 Usuarios
juaval, Barri0