Portada
Las observaciones realizadas hasta ahora, nos sugieren que los rayos cósmicos no son producidos por las explosiones de las supernovas. Los rayos cósmicos son partículas ionizadas o fragmentos de átomos. Al extraer electrones de los átomos, estos quedan en libertad para desplazarse con sus núcleos cargados positivamente. La mayoría de los rayos cósmicos son protones individuales (iones de átomos de hidrógeno), pero también se han detectado iones de uranio y de otros elementos pesados.Converse Cozy Club Sneakers Bring Comfy-Chic Style for Winter

duendecillos

Los rayos cósmicos podrían ser generados de igual manera que los “duendecillos” de la alta atmósfera generan iones positivos (Imagen: Oscar van der Velde).



Según constata la teoría estándar, los iones pueden ser acelerados hasta velocidades próximas a la de la luz por fuerzas desconocidas, aunque la investigación realizada en 2009 identificó a estrellas en explosión como los mejores candidatos. La mayoría de los rayos cósmicos poseen niveles de energía inferiores a mil millones de electrón-voltio (1), por lo que cuando alcanzan los átomos de la atmósfera de la Tierra inician pequeñas lluvias de partículas que son absorbidas antes de alcanzar el suelo.

En junio de 2006, el equipo de Antimatter Matter Exploration and Light-nuclei Astrophysics (PAMELA), fue lanzado a bordo de un satélite ruso Resurs-DKI, como parte de un programa de investigación ruso-italiano (RIM). El objetivo principal de PAMELA junto con el Astrorivelatore Gamma ad Immagini ultra LEggero (AGILE) y el Fermi Gamma Ray Space Telescopes (anteriormente GLAST) fue estudiar las propiedades de las señales de alta energía procedentes del espacio profundo.

De acuerdo con un informe de Marzo de 2011, PAMELA ha descubierto emisiones radiantes que parecen contradecir la explicación convencional de los rayos cósmicos del espacio profundo. Las nuevas observaciones obtenidas por el detector de rayos cósmicos, el astrónomo Piergiorgio Picozza del National Institute of Nuclear Physics de la Universidad de Roma le ha llevado a afirmar: “Actualmente desconocemos cómo se aceleran los rayos cósmicos en el espacio. Con anterioridad a estas informaciones, parecía que el modelo eran los restos de las supernovas. Ahora tenemos que pensar en algún refinamiento de este paradigma o buscar alguna otra posibilidad”.

Aunque la explosión de supernovas son interpretados como: acontecimientos cinéticos relacionados con fenómenos de ondas de choque y su reacción, interpretándolos como puntos donde las corrientes cósmicas de Birkeland generan vórtices de “confinamientos por pinzamientos” y las focaliza, se han detectado campos magnéticos en el espacio. Se cree que esos campos han sido generados por corrientes eléctricas que fluyen a través y alrededor de las galaxias a lo largo de años luz de distancia mediante corrientes filamentosas denominadas de Birkeland. Las fuerzas magnéticas contraen estos filamentos y hacen que se enrosquen entre sí formando regiones de comprensión denominadas ”confinamientos por pinzamientos”. Lo que los físicos llaman “dobles capas” de plasma en el circuito estelar.

El premio Nobel Hannes Alfvén describe una doble capa como “una formación de plasma mediante el cual éste en su sentido físico, se protege de su entorno. Es equivalente a la de una pared celular mediante el que el plasma biológico se protege del medio ambiente en el que se encuentra”.

En un Universo Eléctrico, existe otro mecanismo para explicar la aceleración de los rayos cósmicos y consiste en “la explosión” de la doble capa, descrita inicialmente por Irving Langmuir en 1929. Se forma una doble capa en el plasma cuando una corriente eléctrica fluye a través de él.

A veces, la doble capa podría interrumpir el flujo de corriente en el circuito, produciendo un aumento catastrófico del voltaje a su través. La liberación de esta potente energía por la explosión de la doble capa, ha sido observada en ocasiones en subestaciones de transmisión eléctrica cuando un interruptor de un determinado circuito es abierto de forma inadecuada.

Las fuerzas eléctricas aceleran las partículas con carga hasta niveles de energía del orden de 1020 eV o superiores. Los experimentos de laboratorio realizados con los aceleradores de partículas confirman las observaciones. Las ondas mecánicas de choque pueden llegar a ser detonaciones explosivas, pudiendo rebasar a las supernovas más potentes jamás registradas.

Fuente: Thunderbolts.info

N del T.

(1) Electron-voltio: http://es.wikipedia.org/wiki/Electronvoltio, http://hyperphysics.phy-astr.gsu.edu/hbase/electric/ev.html#c2

Universo Al Día

APOD
Imagen del Día

Observatorio (castellano)
APOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

EPOD

EPOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

Cambia la imagen a mostrar:

Otras imágenes: LPOD, ASOD, OPOD, Observatorio de la Tierra (NASA)

Formulario De Conexión

Quién está en línea

42 Visitantes, 0 Usuarios