Los investigadores de la Institución Carnegie han hallado que el agua está presente en el manto de Marte en cantidades sorprendentemente similares a las de la Tierra, conforme a los estudios realizados a meteoritos originarios del Planeta Rojo. Los resultados ofrecen una visión acerca de cómo el agua de Marte pudo alguna vez haber discurrido por la superficie del planeta, así como por otros mundos de tipo terrestre.

Marte

Cauce de lo que parece ser el delta de un río dentro del cráter Eberswalde, fotografiado por la Mars Express de la ESA (ESA/DLR/FU Berlin (G. Neukum)).



Ya sabemos que la Tierra posee agua en su superficie, en su corteza y en su manto. El contenido en agua del manto superior (la capa que yace justo debajo de la corteza) viene a ser entre 50 a 300 partes por millón. Este valor corresponde a lo que el equipo de investigación ha encontrado en dos trozos de roca denominados "Shergottite" procedentes del manto de Marte que fueron expulsados durante un impacto que aconteció hace 2,5 millones de años.

"Hemos analizado dos meteoritos que tienen dos historias diferentes", manifestó Eric Sauri, investigador principal del equipo de análisis del Instituto Carnegie. "Uno de ellos había experimentado una mezcla considerable con otras sustancias durante su formación, en tanto que el otro no. Analizamos el contenido de agua del mineral apatito y encontramos que había poca diferencia entre ambos a pesar de que la composición de elementos a nivel de trazas era notablemente diferente. Los resultados sugirieron que el agua fue incorporada durante la formación de Marte y que el planeta era capaz de almacenar agua en su interior durante el proceso de diferenciación".

Los investigadores sugirieron que el agua almacenada en el interior del manto de Marte podría haber haberse abierto camino hacia la superficie a través de la actividad volcánica, generando un entorno ambiental adecuado para el desarrollo de la vida.

Al igual que en la Tierra, Marte pudo haber conseguido su medio hídrico a partir de los elementos disponibles en la vecindad del Sistema Solar interior durante su formación. Aunque la Tierra ha sido capaz de retener agua en su superficie, en Marte o se perdió o se congeló, ambos planetas parecen tener la misma cantidad relativa bien guardada en su interior... y esto también podría ser el caso de otros planetas rocosos.

"Este estudio no solo explica cómo Marte obtuvo su agua, sino que también explica un mecanismo mediante el cual pudo almacenarse hidrógeno en todos los planetas tipo terrestres durante su formación", ha manifestado el científico postdoctorado Francis McCubbin de la Institución Carnegie que dirigió el estudio.

El trabajo de investigación será publicado en la edición de la revista Geology del mes de julio.

Más información la pueden obtener aquí.

Fuente: Universe Today