Portada
Mark Schneegurt, profesor asociado a la Universidad del Estado de Wichita, ha publicado recientemente un artículo en la revista Astrobiology. Su artículo se centró en una bacteria que vive en ambientes salados pero no de cloruro sódico (la sal común de cocina) sino en sulfato magnésico, conocido también como sal de Epsom.Air Jordan 11 Retro black varsity red white -.Nike Air Jordan 11 (XI) Retro Black / Varsity Red - White, Price: $71.99 - Air Jordan Shoes

Los investigadores han descubierto de que no solo hay evidencia de la existencia de agua líquida en Marte, sino de que es rico en sulfato magnésico.

Una de las preguntas que se hace Schneegurt es obtener una respuesta a, si la vida microbiana en la Tierra puede desarrollarse a estas altas concentraciones de sulfato magnésico.

Manifestó que, “esto tendría un impacto sobre nuestra comprensión de cómo podría ser la vida actual o pasada de Marte. Un descubrimiento que tendría gran influencia en nuestra filosofía y cultura sobre cómo nos vemos nosotros mismos en el Universo, o cómo sería el encontrar vida en otro planeta”.

¿Encontrar vida en Marte?

Otras cuestiones en su investigación podrían incluir:

¿Existen microbios en nuestro planeta que podrían ser capaces de sobrevivir en Marte?

¿Cómo podríamos proteger Marte de la contaminación de microbios terrestres en nuestra búsqueda de vida, cuando aterrice en él una nave espacial?

¿Son los microbios tolerantes a la sal de Epsom, un indicio a como podría haber sido (o cómo es) la vida en Marte?

Schneegurt manifestó que, se ha planteado la hipótesis de que la vida en sulfato de magnesio podría constituir la parte más difícil de la vida en Marte, pero su argumento es que no es tan difícil como algunos científicos creen.

Parte de su investigación se centra también en la búsqueda de vida en lagos con altas concentraciones de sulfato de magnesio, así como en la búsqueda de vida en las instalaciones asépticas donde se montan las naves espaciales.

Schneegurt y su equipo de investigación han estado trabajando en el Hot Lake de Washington y en el Basque Lake de la Columbia Británica y han aislado cientos de microbios capaces de desarrollarse en altas concentraciones de sulfato magnésico. El objetivo es caracterizar estos microbios y ver si también se pueden encontrar en las instalaciones donde se montan las naves espaciales.

Y añadió, “si somos portadores de formas de vida capaces de desarrollarse en Marte, hace mucho más difícil la labor de estar seguros de que cualquier vida que encontremos allí, realmente sea de Marte. También afectará en lo sucesivo a nuestros intentos de protección planetaria, donde la vida procedente de la Tierra contaminase Marte con el aterrizaje de naves espaciales”.

¿Resulta importante esta investigación? La NASA y la comunidad de astrobiólogos creen que sí, añadió Schneegurt.

Tras recibir en 2009 la concesión del Kansas NASA EPSCoR (Programa Experimental para Estimular la Investigación Competitiva), Schneegurt también recibió una subvención de la NASA a través del Programa ROSES y del Planetary Protection Group del JPL (Jet Propulsión Laboratory).

Schneegurt manifestó que no solo su investigación podría enseñarnos más acerca de la vida en Marte, sino también de nuestro propio planeta. ”Nuestro trabajo tiene relevancia sobre los orígenes e la vida en la Tierra, ya que ésta pudo haber surgido en un lago de agua salobre”

Fuente: Science Daily

Universo Al Día

APOD
Imagen del Día

Observatorio (castellano)
APOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

EPOD

EPOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

Cambia la imagen a mostrar:

Otras imágenes: LPOD, ASOD, OPOD, Observatorio de la Tierra (NASA)

Formulario De Conexión

Quién está en línea

125 Visitantes, 0 Usuarios