Titán, la mayor luna de Saturno, es en cierto modo, el mundo más parecido a la Tierra del Sistema Solar, con una densa atmósfera de nitrógeno, lluvias, ríos, lagos y mares. Aunque es mucho más fría, el metano/etano líquido sustituye al agua, pero los procesos hidrológicos son bastante similares a los de aquí. Sin embargo, también puede ser un líquido hidroamoniacal el océano que existe bajo su superficie. Actualmente, nuevas investigaciones sugieren que Titán también puede ser similar a la Tierra en otros aspectos, con una atmósfera en sus capas inferiores muy parecida a la nuestra.Adidas Yeezy shoes

Titán

La densa y espesa niebla de la atmósfera superior de Titán oscurece la visión de su atmósfera inferior y su superficie. La luna Encelado, mucho más pequeña, también aparece en esta imagen (NASA/JPL).



Se sabe desde hace tiempo que Titán posee una densa atmósfera, que ni siquiera permite ver su superficie debido a una densa niebla compuesta por hidrocarburos. Debido a ello, la atmósfera inferior presenta dos capas diferenciadas: la inferior similar a la de la Tierra se conoce como capa límite, y es la que ejerce una mayor influencia sobre su climatología.

Ha habido mucha incertidumbre acerca de la naturaleza de la atmósfera inferior de Titán, por lo que los científicos desarrollaron un modelo climático en 3D para intentar responder a estas preguntas - la información procedente de las sondas Voyager 1, Cassini y Huygens han conducido a estos resultados contradictorios. Esto fue debido principalmente al hecho de que la atmósfera inferior no puede observarse directamente debido a la opacidad de la atmósfera superior. El nuevo modelo climático muestra que existen dos capas inferiores distintas entre sí además de una atmósfera superior. La capa límite inferior presenta un espesor de 800 m, en tanto que la siguiente es de unos 2 km.

Según Paulo Penteado del Instituto de Astronomía, Geofísica y Ciencias Atmosféricas de la Universidad de sao Paulo en Brasil, “El punto más interesante es que su modelo muestra la presencia de dos límites diferentes, el inferior generado por el calentamiento y enfriamiento diario de su superficie, que varía en altura durante el día, y el superior ocasionado por el cambio estacional debido a la circulación global del aire”.

Benjamín Charnay del Centro Francés de Investigación Científica de París [French National Centre for Scientific Research (CNRS)] autor principal del presente estudio, añade: “Esta organización sin precedentes de la capa límite presenta varias consecuencias. Controla la circulación atmosférica y el sistema de vientos de la atmósfera inferior, el tamaño y la separación de las dunas de Titán y también podría implicar la formación de nubes (de metano) en la capa límite. Dichas nubes parecen haber sido observadas pero aún no han sido explicadas”.

Estas diferencias resultan sorprendentes puesto que Titán recibe mucho menos energía solar que la Tierra. Este aislamiento solar es el que establece variaciones de temperatura en la atmósfera que son mil veces más débiles en Titán que en la Tierra. Este ambiente tan dinámico en Titán resultó totalmente inesperado, pero puede aportar pistas respecto a la formación de nuestra propia atmósfera. Esto también podría ser extrapolado a los exoplanetas; ¿y si en un mundo más pequeño y tan alejado del Sol puede presentar aspectos imprevistos similares a los de la Tierra, muchos exoplanetas que están siendo descubiertos a miles actualmente, los podrían presentar también?

Estos hallazgos fueron publicados el 15 de enero de 2012 en la revista Nature Geoscience. Resumiendo, “Llegamos a la conclusión de que la troposfera de Titán está bien estructurada, destacando dos capas límites que establecen los modelos de vientos, el espaciado de las dunas y la formación de nubes a baja altura”. Fuente: Universe Today