Portada
Las zonas habitables son regiones que existen alrededor de las estrellas, incluyendo nuestro Sol, donde las condiciones para el desarrollo de la vida resultan más favorables en aquellos planetas rocosos que se encuentran dentro de ellas. Generalmente, son regiones en donde las temperaturas permiten la existencia de agua líquida en sus superficies y resultan ideales para la vida según la conocemos. También hay que considerar individualmente el tipo de atmósfera, las condiciones geológicas, etc.nike high retro men clothes clearance sale women

Image

Comparación de la zona habitable de nuestro Sistema Solar y la de la estrella Gliese 581. (fuente ESO).



Ahora, mediante el examen de las trazas de elementos en las estrellas anfitrionas, los investigadores han encontrado pistas acerca de cómo evolucionan las zonas habitables y la influencia que ejercen sobre ellas estos elementos. Para determinar qué elementos están presentes en las estrellas, los científicos estudian las longitudes de onda de su luz. Estos elementos que se encuentran a niveles de trazas, son más pesados que los gases hidrógeno y helio, que son los componentes primarios de las estrellas. Se cree actualmente que, las variaciones en la composición de las mismas afectan a las zonas habitables de su alrededor.

Este estudio ha estado dirigido por Patrick Young, astrofísico teórico y astrobiólogo de la Universidad del Estado de Arizona. Young y su equipo han presentado sus conclusiones el 11 de enero de 2012 en la reunión anual de la American Astronomical Society en Austin, Texas. Para ello, él y su equipo han examinado hasta ahora más de un centenar de estrellas enanas.

La abundancia de estos elementos pueden afectar a la opacidad del plasma de una estrella. Se ha encontrado que el calcio, sodio, magnesio, aluminio y silicio tienen incidencias pequeñas pero significativas sobre la evolución estelar, con niveles altos tienden a ser más frías las estrellas más rojizas. Según aclara Young, “la persistencia de las estrellas como cuerpos estables se basa en el calentamiento del plasma de la estrella mediante la fusión nuclear, el cual ejerce una presión que contrarresta la fuerza de la gravedad. Una mayor opacidad atrapa más eficientemente la energía de fusión y se traduce en un radio mayor y una estrella más fría. Un uso más eficiente de la energía también implica que la combustión nuclear puede desarrollarse más lentamente dando como resultado una mayor vida útil de la estrella”

La vida útil de la zona habitable de una estrella también puede verse influenciada por otro elemento como el oxígeno y, añade: “la vida útil de la zona habitable de un planeta de tamaño similar a la Tierra alrededor de una estrella de una masa solar, es de solo 3,5 mil millones de años con una composición reducida de oxígeno, pero sería de 8,5 mil millones de años para estrellas ricas en él. A modo comparativo, esperamos que la Tierra permanezca habitable durante otros mil millones de años más o menos de los 5,5 mil millones de años en total antes de que el Sol llegue a ser demasiado luminoso. La vida compleja de la Tierra surgió hace aproximadamente 3,9 mil millones de años después de su formación, por lo que si la Tierra es de algún modo representativa, las estrellas de bajo contenido en oxígeno sean quizás las menos ideales”.

Además de las zonas habitables, la composición de una estrella puede establecer la composición final de los planetas que la forman. Las proporciones de carbono/oxígeno y magnesio/silicio de las estrellas puede afectar a si un planeta tendrá minerales ricos en magnesio o silicio tales como el silicato de magnesio (MgSiO3), el dióxido de silicio (SiO2), ortosilicato de magnesio (Mg2SiO4) y el óxido de magnesio (MgO). La composición de una estrella también puede desempeñar un papel importante en si un planeta rocoso puede tener rocas basadas en el carbono o en el silicio como el nuestro. Incluso el interior de los planetas también podrían resultar afectados, puesto que los elementos radiactivos podrían determinar si un planeta tendrá un núcleo sólido o líquido. Incluso se piensa que la tectónica de placas también podría haber desempeñado un papel importante en la evolución de la vida en la Tierra, dependiendo de la existencia o no de un núcleo interior fundido.

Young y su equipo se encuentran actualmente observando unas 600 estrellas que están en el punto de mira con posibles exoplanetas. Esperan poder presentar una lista de las 100 mejores que podrían contener planetas potencialmente habitables.

Universe Today

Universo Al Día

APOD
Imagen del Día

Observatorio (castellano)
APOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

EPOD

EPOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

Cambia la imagen a mostrar:

Otras imágenes: LPOD, ASOD, OPOD, Observatorio de la Tierra (NASA)

Formulario De Conexión

Quién está en línea

93 Visitantes, 0 Usuarios