Científicos de Química Orgánica de la Universidad de York han realizado un avance significativo para el establecimiento del origen de los hidratos de carbono que constituyen las unidades básicas de la vida.

Un equipo dirigido por el Dr. Paul Clarke del Departamento de Química de la Universidad de Cork ha vuelto a recrear un proceso que podría haber sucedido en el mundo prebiótico.nike air veer gs youth black white gold blue hair

Molécula de glucosa

Molécula de glucosa construida mediante bolas y varillas



Trabajando conjuntamente con sus colegas de la Universidad de Nottingham, han dado el primer paso al mostrar como se han desarrollado azúcares simples tales como la treosa y la eritrosa. La investigación ha sido publicada en la revista Organic & Biomolecular Chemistry.

Todas las moléculas biológicas presentan la peculiaridad de que pueden existir como formas especulares, al igual que nuestras manos, se conocen como enantiómeros o isómeros ópticos. Todos los azúcares en biología presentan sus moléculas bajo una de las formas tipo mano derecha (D) mientras que todos los aminoácidos que constituyen los péptidos y proteínas están compuestos por formas tipo mano izquierda (L).

Los investigadores han encontrado que utilizando aminoácidos de una de las formas, las de tipo L, catalizan la formación de azúcares en las que predomina los de tipo D. Esto podría explicar como se originaron estos hidratos de carbono y por qué predominan en la naturaleza las formas D.

El Dr Clark ha manifestado: “Existen un montón de cuestiones fundamentales acerca de los orígenes de la vida y mucha gente cree que son preguntas relacionadas con la Biología. Pero en relación con la evolución de la vida, ha tenido que existir un momento en el que cosas no vivas se trocaron en vivas y hasta ese momento todo se reduce a la Química”.

“Estamos intentando comprender los orígenes químicos de la vida. Una de las cuestiones más interesantes radica en comprender de donde proceden los hidratos de carbono, debido a que estos constituyen las unidades elementales del ADN (ácido desoxirribonucleico) y el ARN (ácido ribonucleico). Lo que hemos logrado ha sido dar el primer paso en este sentido al mostrar como se generaron azúcares sencillos, tales como la treosa y la eritrosa. Hemos obtenido estos azúcares a partir de de un conjunto simple de sustancias que la mayoría de científicos creen que coexistieron en el instante en que comenzó la vida”.

Fuente: Science Daily