Portada
El astrónomo Mike Brown y su colaborador Kevin Hand podrían estar experimentando una teoría que según Garrison Keillor están obcecados de que se va a cumplir. Pero todo lo que están haciendo Brown y Hand es en nombre de la Ciencia y creen que pueden haber encontrado hasta ahora la mejor evidencia de que Europa posee un océano de agua líquida bajo su superficie helada. Mejor aún, este vasto océano bajo su superficie puede estar actualmente bombeando agua hacia la misma.Sneakers - ΦΘΗΝΑ ΠΑΠΟΥΤΣΙΑ 2020

Júpiter

Los astrónomos han teorizado acerca de que los cloruros que brotan a la superficie desde el océano líquido existente bajo la luna helada Europa, son bombardeados con azufre procedente de los volcanes de Io. En la ilustración que aparece a continuación tenemos a Europa en primer plano, Júpiter a la derecha e Ío en medio. (Observatorio Keck).



En una entrada reciente, Brown reflexionó sobre el sabor que tendría si pudiera lamer la superficie helada de Europa. "La respuesta podría ser que tuviese un sabor muy parecido al último buche de agua que bebió accidentalmente cuando estaba nadando en la playa en sus últimas vacaciones. Eso sí, con la diferencia de que se encuentra a 149 ºC bajo cero, con lo que su lengua se quedaría pegada inmediatamente".

Sus reflexiones están basadas en un nuevo artículo de Borwn y Hand que combina información procedente tanto de la misión Galileo (1989-2003) que estudió Júpiter y sus lunas como de los datos espectroscópicos procedentes del telescopio Keck II de 10 metros de Hawaii.

El estudio sugiere que existe un intercambio de sustancias químicas entre el océano y la superficie, convirtiendo a éste en un entorno más rico químicamente hablando.

"Ahora tenemos pruebas de que el océano de Europa no está aislado sino que existe un intercambio recíproco de sustancias químicas", manifestó Brown, que además de Astrónomo es profesor de Astronomía Planetaria en Caltech. "Esto quiere decir que la energía que se está manifestando en el océano también podría tener su importancia en términos de posibilidades de vida en su interior. Igualmente si queremos saber que hay en él tendremos que ir a su superficie y rascar en ella".

"La superficie helada nos proporciona una ventana a ese océano en su interior potencialmente habitable", manifestó Hand, director científico adjunto de la exploración del Sistema Solar en el JPL.

Se cree que el océano de Europa cubre totalmente la luna y tiene unos 600 km de espesor bajo una delgada capa de hielo. Desde las misiones Voyager y Galileo de la NASA, los científicos han estado debatiendo acerca de la composición de la superficie de esta luna.

La sonda Galileo detectó la presencia de sales, no el cloruro sódico de la sal de cocina, como ha escrito Brown en su blog "Mike Brown’s Planets", sino bajo un concepto más general de "sales", como los compuestos químicos solubles en agua y que aparecen cuando se evapora el agua".

Esta idea resulta tentadora, añadió Brown, ya que si la superficie está cubierta por las sustancias que ha disuelto el agua, implicaría fuertemente que el agua del océano ha fluido hacia la superficie y tras su evaporación ha dejado estas sales.

Pero también existen otras explicaciones de la información proporcionada por la sonda Galileo, como la de que Europa se encuentra bombardeada constantemente por el azufre procedente de los volcanes de Ío, que el espectrógrafo existente en la sonda espacial Galileo no fue capaz de discernir entre sales y ácido sulfúrico.

Pero ahora, a partir de los datos procedentes del Observatorio Keck, Brown y Hand han identificado una señal espectroscópica de la superficie de Europa que indica la presencia de sulfato magnésico, un mineral denominado Epsomita que podría haberse formado por oxidación de una sustancia que proceda probablemente del océano de su interior.

Júpiter

Esta vista de Europa, la luna de Júpiter, presenta un mosaico superpuesto de varias imágenes con distintas resoluciones para una visión de conjunto. Las vistas de las distintas regiones fueron obtenidas mediantes distintas aproximaciones obtenidas por la misión Galileo de la NASA. Imagen: NASA/JPL-Caltech/University of Arizona.



Brown y Hand iniciaron un cartografiado de la distribución del agua respecto al conjunto. El espectro mostró que incluso el hemisferio más relevante de Europa contiene cantidades apreciables de hielo no procedente del agua. En latitudes bajas del otro hemisferio, la región con la mayor concentración de hielo no acuoso, encontraron zonas minúsculas que no fueron detectadas en el espectro con anterioridad.

Los dos investigadores han realizado en el laboratorio del JPL pruebas de todo tipo, cloruro sódico incluido, intentando simular el medio ambiente que se puede encontrar en distintos mundos helados. Al final de las mismas han concluido que se trata de sulfato magnésico.

Según los autores, el sulfato magnésico parece ser que se ha generado mediante la irradiación del azufre expelido por la luna joviana Ío con el cloruro magnésico procedente del océano de Europa. Los cloruros de sodio y potasio que se creen que están presentes en la superficie de Europa no son detectables, puesto que no presentan rasgos específicos en el espectro de infrarrojos, hecho que sí sucede con el sulfato de magnesio. Los autores creen que la composición del océano de Europa puede parecerse mucho a los océanos salados de la Tierra.

Aunque por ahora nadie va a ir a Europa para lamer su superficie, los astrónomos continuarán utilizando los modernos telescopios gigantes de la Tierra para continuar tomando más minuciosamente "las huellas espectrales para intentar comprender los detalles misteriosos del océano salado existente baja la capa de hielo de Europa", manifestó Brown.

Igualmente, la NASA está estudiando opciones para explorar más detalladamente Europa. (a Universe Today le gustaría la idea de una perforadora o un submarino.

Pero, mientras tanto, ¿qué sucedería después? "Creo que intentaríamos buscar cloro", añadió Brown. "La existencia de cloro representa unos de los principales constituyentes del hielo no procedente del agua de la superficie de Europa y es la predicción más firme de esta hipótesis. Nosotros tenemos algunas ideas acerca de cómo podríamos evaluarlo y estamos en ello, así que permanezcan atentos..."

Fuente: Universe Today

Universo Al Día

APOD
Imagen del Día

Observatorio (castellano)
APOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

EPOD

EPOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

Cambia la imagen a mostrar:

Otras imágenes: LPOD, ASOD, OPOD, Observatorio de la Tierra (NASA)

Formulario De Conexión

Quién está en línea

121 Visitantes, 0 Usuarios