Las recientes observaciones de Ío, luna de Júpiter, han puesto de manifiesto una enorme erupción volcánica que ha tenido lugar a 628.3000.000 km de la Tierra. Ío, la luna más interior de las cuatro más grandes que orbitan Júpiter, constituye el cuerpo volcánicamente más activo del Sistema Solar, con unas 240 regiones activas. Pero ésta nueva erupción ha llamado la atención de la Dra. Imke de Pater, profesora de Astronomía y Ciencias Planetarias en la Universidad de California, en Berkeley. Cuando ella estaba manejando el 15 de agosto de 2013 el Telescopio Keck II de Mauna Kea en Hawaii, inmediatamente se dio cuenta de que algo grande estaba sucediendo en Ío. “Especialmente, cuando a través del telescopio ves lo que está sucediendo y tienes razón, sobre todo si se trata de una gran erupción como ésta”, ha manifestado de Pater a Universetoday por vía telefónica.Ανδρικά Nike

Image

La Voyager I tomó esta imagen de Ío el 4 de marzo de 1971. Pudo observarse una enorme erupción volcánica como un penacho brillante en el limbo, contra el fondo oscuro del espacio circundante. (NASA/JPL).



De Pater ha manifestado que, esta erupción es una de las diez más potentes que se han visto en esta luna. “Se trata de una erupción muy energética que abarca una superficie de más de 30 km2. Aunque se hubiera desarrollado en la Tierra sería grande y para Ío más todavía. Realmente se trata de una de las mayores erupciones que hemos visto”.

Añadió que, el nuevo volcán parece que expulsa una gran cantidad de energía. “Observamos una gran erupción en el 2001, en la región de Surt (*) que es bien conocido como el más grande que nunca se haya visto. En éste, la energía total desarrollada es algo menor, pero por metro cuadrado resulta más grande que la del 2001, por lo que resulta muy poderosa”.

Dado que las erupciones de Ío no pueden ser observadas directamente desde la Tierra, las cámaras de infrarrojos del Telescopio Keck (en el rango de 1 a 5 micras) han sido capaces de constatar la existencia de fuentes de lava brotando entre las fisuras de la región de Rarog Patera de Ío.

Aunque muchas regiones de Ío son volcánicamente activas, de Pater manifestó que no ha sido capaz de encontrar ninguna otra actividad previa que haya sido descrita en esta región, por lo que el equipo la considera muy interesante.

Ashley Davies del Jet Propulsion Laboratory de la NASA en Pasadena, California, miembro del equipo de observación, manifestó a Universetoday que, Rarog Patera fue identificado como un pequeño punto caliente, casi sin importancia, en la información proporcionada por el PPR de la sonda Galileo y quizás también desde la Tierra, pero a un nivel muy por debajo del observado el 15 de agosto. De pater y otros astrónomos tratarán de adquirir más información junto con el Telescopio Keck y varios otros, para tratar de averiguar más acerca de ésta gran erupción. “No sabemos nada sobre estas erupciones, pueden durar horas, días, meses o años, por lo que no tenemos ni idea durante cuánto tiempo permanecerá activo, pero estamos muy entusiasmados con la misma”, comentó Asley.

Aún no se ha dado a conocer información sobre ésta nueva erupción, puesto que el equipo todavía se encuentra realizando sus observaciones y está preparando un artículo al respecto.

Los científicos creen que el tira y afloja gravitatorio de Júpiter constituye una de las causas del intenso vulcanismo de Ío.

Más información: Universe Today