La física de las "no-partículas", es una teoría que postula la existencia de materia que no está hecha de partículas. Howard Georgi propuso esta teoría en la primavera de 2007 en el documento titulado Unparticle Physics and Another Odd Thing About Unparticle Physics.Nike

La comprensión de la misteriosa materia oscura en nuestro universo, resulta muy importante para los cosmólogos. La materia oscura y la energía oscura constituyen la gran mayoría de la masa en el universo observable. Influye en la rotación de galaxias, cúmulos galácticos e incluso contiene la respuesta para el destino de nuestro universo. Por lo tanto, no resulta sorprendente escuchar lo que dice la física estrafalaria, acerca de lo que hay detrás de la posible estructura de esta masa oculta. Un científico de Harvard, ha dado un paso adelante, publicando su comprensión acerca de la materia oscura, en la creencia de que la respuesta puede caer en un tipo de materia que posee masa, pero que no se comporta como una partícula. Las “no-partículas” también pueden ser detectadas por el acelerador de partículas de alta energía, el Gran Detector de Hadrones (LHD) del CERN, que entrará en servicio dentro de pocas semanas. La física de alta energía está a punto de convertirse en más extraña de lo que ya es...

La teoría de la materia oscura propone muchas formas de materia, entre las que se encuentran: las estrellas de neutrones, partículas masivas de interacción débil (WIMPs), neutrinos, agujeros negros y halos compactos de objetos masivos (MACHOs). Sin embargo, resulta difícil de comprender la procedencia de la mayor parte de la masa si no puedes verla, en base a lo que se conoce acerca del origen de esta materia y energía oscuras, solo será teoría hasta que podamos no solo observarla, sino también producirla. Actualmente tenemos la posibilidad no solo de observar una clase de materia oscura sino también de generarla.

El profesor Howard Gergi, físico de la Universidad de Harvard, quiere compartir su idea de que la “masa perdida” del Universo puede encontrarse en una clase de materia que no puede ser explicada con el conocimiento actual de la física. Esta concepción le vino cuando se encontraba investigando lo que podría esperar acerca de los resultados de futuros experimentos con el LHC. En base a la mecánica cuántica (como sería de esperar), el se centró en las interacciones entre partículas subatómicas.

Basándose en el "Modelo Estándar" que describe todo lo que sabemos y comprendemos acerca de la materia en nuestro Universo (interacciones, simetría, leptones, bodones, etc), Georgi llegó pronto a un callejón sin salida. Agregó una premisa básica al modelo estándar: las fuerzas que gobiernan las interacciones entre partículas, actúan de forma diferente a diferentes escalas de longitud. "Pensé que estaba loco" cuando me topé con la "teoría de las no-partículas".

Esto es uno de lo mayores fallos del Modelo Estándar, la unificación de las cuatro fuerzas universales: fuerza débil, fuerza fuerte, fuerza electromagnética y fuerza gravitatoria. El Modelo Estandar unifica las tres primeras, pero no se ocupa de la gravedad. Sencillamente, no encaja. Por ello Georgi tomo la decisión audaz de establecer que podría ser generada por el LHC, sin el concurso de la idea de los estándar subatómicos y las escalas restrictivas de longitud.

La no-partícula podría sin embargo ser de "escala invariante", una propiedad de los fractales. Las no-partículas podrían interaccionar a cualquier escala de longitud sin restricciones. Cuando veamos que las no-partículas se comportan como fractales y las podamos observar a cualquier escala (una característica conocida como "invarianza"). Las no-partículas podrían tener cualquier masa o la totalidad de ella, dependiendo de la escala a la que la estamos observando. Ahora, la implicación de la masa se hace interesante para los cazadores de la materia oscura, ahí fuera. Las no-partículas podrían ser una fuente enorme de materia oscura.

Puesto que poseen masa, las no-partículas también podrían poseer una "no-gravedad". La no-gravedad, podría ejercer un gran efecto a corta distancia sobre la materia en el universo observable, y de este modo, podría ser observada con sondas gravitatorias suficientemente sensibles.

Tanto si existen como si no las no-partículas, considerar la posibilidad de que el pensamiento estándar puede ser necesario rezarandearlo ligeramente para el mundo extremo de las colisiones de partículas de alta energía, nos podría conducir a algún debate científico saludable. Por ahora debemos esperar hasta que el LHC entre en servicio en mayo de este año. [http://www.physorg.com/news101730821.html].

Fuente: Ian O'Neill en universetoday y en Telegraph.co.uk
http://www.universetoday.com/wp-content/uploads/2008/01/fractal_unparticle.jpg
http://www.universetoday.com/wp-content/uploads/2008/01/cms_higgs-event.jpg