Portada
ORION

Nombre en latín - Orion
Nombre en español - Orión
Nombre genitivo - Orionis
Abreviación - ORI

Orión es una de las constelaciones preferidas para los aficionados. Está situada justo en medio del ecuador celeste, por lo que se puede ver desde cualquier lugar de la Tierra. Se puede ver en invierno, y es una constelación utilizada como referencia para otras.

Cuenta con numerosas estrellas brillantes, las más interesantes son las siguientes:

Letra
Su Nombre
Magnitud
+ Info
a Betelgeuse 0.5 Supergigante roja variable semirregular. Magnitud oscila entre 0 y 1.3
b Rigel 0.12 Supergigante blanca azulada situada en el 5º lugar de las estrellas más brillantes. Magnitud absoluta de -7.1
g Bellatrix 1.64 variable
e Alnilam 1.7 variable
z Alnitak 2.05 variable
k Saiph 2.06 variable
d Mintaka 2.23 variable
i Nair al Saif / Hatysa 2.77 variable


Orión

Zona detallada de la Espada de Orión
Zona de la espada de Orión



Leyenda
Objetos interesantes del cielo profundo

 

Nombre
Magnitud
Dimensiones
+ Info
Imágenes
Cr 70 0.4 150’ Cúmulo abierto formado por las estrellas del cinturón de Orión
NGC 1980 2.5 14’ x 14’ Cúmulo nebular
Cr 69 2.8 65’ Cúmulo abierto pobre de unas 20 estrellas
Cr 65 3 220’ Cúmulo abierto pobre
M42 / NGC 1976 4 90’ x 60’
Nebulosa difusa situada encima de i-orionis. Está iluminada gracias a la estrella múltiple q-orionis, que forma un bonito trapecio con estrellas que tienen una magnitud de entre 5 y 9.
El diámetro de la nebulosa está calculado en 30 años luz, y su distancia a la Tierra en 1.500 años luz. En el cielo se distingue claramente a la M42 como una mancha difusa de magnitud 4.
NGC 1981 4.2 25’ Cúmulo abierto pobre de unas 20 estrellas
M43 / NGC1982 9 20’ x 15’ La M43, situada justo encima de la M42, es en realidad parte de la Gran Nebulosa de Orión.
NGC 1981 4.2 25’ Cúmulo abierto pobre de 20 estrellas
NGC 2169 5.9 Cúmulo abierto pobre de unas 30 estrellas
NGC 1662 6.4 20’ Cúmulo abierto pobre que consta de 35 estrellas
NGC 2175 6.8 18’ Cúmulo nebular pobre, 60 estrellas
NGC 1973 7 5’ x 5’ Nebulosa brillante
NGC 1975 7 10’ x 5’ Nebulosa brillante
NGC 1977 7 20’ x 10’ Cúmulo nebular
NGC 2068 / M78 8 8’ x 6’ Nebulosa brillante
B33 --- 6’ x 4’ Nebulosa oscura Cabeza de Caballo que se ve tras la nebulosa IC 434. Es realmente espléndida.


Mitología e historia [por Manuel Gutiérrez]

Según la mitología más aceptada Orión, el gigante cazador, es hijo de Posidón y de la Madre Tierra (Gea) o para otros de Euríale una de las Gorgonas inmortales.De su padre había aprendido a andar sobre las aguas.

Otras genealogías explican el nacimiento de Orión, al que llaman Urión el que orina, esta manera:

En cierta ocasión Zeus, Posidón y Hermes visitaron de incógnito a Hirineo, un apicultor viudo e impotente, que los recibió hospitalariamente. En prueba de gratitud los dioses le pidieron un deseo y él respondió que deseaba un hijo.

Orión, el cazadorLe mandaron sacrificar un buey y extender la piel en el suelo. Así lo hizo, y orinando los dioses sobre ella le mandaron enterrarla durante nueve meses en la tumba de su mujer. Al cabo de ese tiempo nació Urión, el que orina.

Según otras versiones el que orinó, por orden divina, fue el propio Hirineo.

Visitando Hiria en la isla de Quíos se enamoró de Mérope, hija del rey Enopión al que pidió que consintiera el matrimonio. Este puso como condición que librase a la isla de las peligrosas fieras que la infestaban.

Orión se dispuso a hacerlo y cada día presentaba a Mérope las pieles de las piezas abatidas. Cuando concluyó en trabajo pidió al rey que cumpliera su trato y Enopión , con la excusa de que había rumores sobre la persistencia de algunas fieras en algún rincón de la islas, se negó al matrimonio. La realidad es que Enopión estaba enamorado de su propia hija.

Una noche Orión, para olvidar sus penas, bebió un odre de vino que le inflamó hasta tal punto que irrumpió en el dormitorio de Mérope y se acostó con ella.

Al amanecer, enterado Enopión de la infamia, invocó a su padre Dioniso para vengarle. Este envió a un cortejo de sátiros para invitar a Orión a beber más vino hasta que se durmiese. En este punto, Enopión le sacó los ojos y los arrojó al mar.

Un oráculo anunció que Orión recobraría la vista si viajaba hasta en confín de occidente y volvía su mirada a oriente en el momento en que el sol se elevara sobre el océano.

Orión embarcó en una pequeña nave y guiado por el sonido del martilleo de un Cíclope remó hasta llegar a Lemnos. Se dirigió a la fragua de Hefesto donde tomando sobre sus hombros al aprendiz Cedalión emprendió el viaje hasta los confines del océano.

Llegado a su destino Eos, la aurora, se enamoró de él y al mirar a oriente, Helios le devolvió la vista, cumpliéndose así el oráculo.

Durante el regreso, Orión y Eos llegaron al templo de Apolo en la isla de Delos donde Eos invito a Orión a acostarse con ella siendo sorprendidos por Aoplo al amanecer. Desde entonces, cada día, la Aurora se ruboriza recordando la indiscreción.

Regresó a Quíos para vengarse de Enopión, pero éste advertido, se refugió en un cámara subterránea construida por Hefesto.

Orión se dirigió a Creta, donde creía que podía haberse refugiado Enopión, pues era nieto del rey Minos. Durante el camino se encontró a Ártemis que le invitó a formar parte su cortejo y a olvidar su venganza.

Durante la compañía de Ártemis, Orión no dejaba de jactarse de sus hazañas de cazador, decía que era capaz de librar todas las tierras de sus fieras, ni de perseguir a las ninfas del cortejo de Ártemis. Así conoció y persiguió durante años a las Pléyades hasta que los dioses las transformaron en palomas.

Apolo, que no olvidaba la afrenta, temió que Ártemis siguiera los pasos de Eos y se propuso castigar a Orión. Para ello pidió ayuda a la Madre Tierra que envió un escorpión monstruoso para que le persiguiera. Orión le atacó con flechas y a espada pero el caparazón resistía. Entonces se sumergió en el mar y se dirigió a Delos para solicitar la protección de Eos. Pero Apolo acudió a Ártemis diciendo que el gigante Candaor había seducido a Opis, una de sus sacerdotisas, y que huía de su presencia. Ártemis apuntando al horizonte disparó una flecha que atravesó la cabeza de Orión.

Para otros la muerte de Orión fue consecuencia de la picadura del escorpión en su pierna.

En cualquier caso, Orión no se merecía una muerte tan indecorosa y los dioses, en su memoria, le colocaron en el cielo acompañado por sus perros, luchando con el Toro, persiguiendo eternamente a las Pléyades y huyendo del Escorpión.

En recuerdo de esta tragedia, desde entonces la salida de Orión al anochecer conmociona la naturaleza con las lluvias, los vientos, y las tempestades del invierno.

Véanse las mitologías de Toro, Escorpión, Can Mayor y Can Menor.

Universo Al Día

APOD
Imagen del Día

Observatorio (castellano)
APOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

AAPOD
Imagen Amateur Astronómica del Día

Comenta la foto en el foro

EPOD

EPOD (inglés)
Comenta la foto en el foro

Cambia la imagen a mostrar:

Otras imágenes: LPOD, ASOD, OPOD, Observatorio de la Tierra (NASA)

Formulario De Conexión

Quién está en línea

50 Visitantes, 1 Usuario
lirjug