Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Autor Tema: Deconstruyendo la astrología  (Leído 391 veces)

Desconectado satelite

  • Astrónomo amateur
  • **
  • Miembro n°: 20766
  • Mensajes: 101
    • Ver Perfil
Deconstruyendo la astrología
« en: 20-Sep-18, 16:12 »
Cuando te atreves a decirle a un extraño que te gusta la astronomía, se le suelen poner los ojos en blanco, y un ángel atraviesa el cielo durante un interminable periodo de tiempo.

A casi el cincuenta por ciento solo se le ocurre preguntar: ¿Te gusta mirar la luna?

Entonces, le dice que no eres ningún licántropo. Lo que, en un bucle, os regresa al principio, al no entender la mayoría el significado de la palabra.
 
Aclaras que no eres ningún hombre lobo, aunque a menudo te oiga regresar a casa a altas horas de la noche.

¿Qué pensarán cuando vea el pepino en forma de mortero que te has comprado de segunda mano? Las suspicacias que levanta un astrónomo con aspecto de “moro”, que se deja crecer la barba al estilo talibán.
 
Con desgana, le informas de que en el cielo hay muchos más objetos a observar que nuestro satélite.

Bien ¿Y el otro cincuenta por ciento cómo reacciona?

Pues peor, porque enseguida te pregunta si le puedes hacer su carta astral, que de eso sí que entiende todo el mundo.

Tienes dos opciones, o aclararle que eres un profesional y cobras. Y si están de acuerdo pues te lo inventas y cenas gratis. O explicarle, a groso modo, en qué consiste la chifladura de la astronomía.

Enseguida, dice riendo que ya lo sabía y que en realidad se le ha ido algo la olla o que se estaba de cachondeo.

Para uno y otro, sobre todo para los otros, luego de esta larga parrafada introductoria, intentaré deconstruir la astrología.
 
Sólo cosas básicas, que nadie se alarme.

Las zodiacales son las constelaciones que están comprendidas entre aproximadamente los 8º al norte y sur de la Eclíptica, o sea de la franja de cielo que aparentemente cruzan el sol, la luna y los planetas en su giro aparente alrededor de la Tierra.
 
El signo zodiacal sería el periodo del año en el que el sol atraviesa una determinada constelación zodiacal, o sea que la constelación está en conjunción con el sol.

Según los astrólogos, hay 12 constelaciones zodiacales, la misma cantidad que meses del año.
 
Pero ignoran varias cosas.

Que la amplitud de las constelaciones zodiacales no es uniforme. Por ejemplo, Escorpio al estar de pie es una constelación estrecha que el sol atraviesa en pocos días.
 
En la antigüedad las constelaciones no constaban de las mismas estrellas que hoy día. Por ejemplo, casi toda Libra eran las pinzas de Escorpio.

No hay 12 constelaciones zodiacales sino 13. Ophiucus (encantador de serpientes) es asimismo una constelación zodiacal que no se tiene en cuenta en el zodiaco.

Hacer un experimento para comprobarlo está en nuestra mano.

Con el programa Stellarium situémonos a las 12 del mediodía de cualquier día del año, por ejemplo, el de nuestro cumpleaños. Busquemos la posición del sol y pulsemos en los iconos del programa los símbolos y la delimitación de las constelaciones, comprobemos en que constelación zodiacal está situado el sol, y vayamos avanzando los días del año y comparando los días y meses en los que el sol se encuentra en cada constelación con el signo zodiacal que atribuyen a esos periodos del año los astrólogos.

Veremos que la mayoría de la gente pertenece a un distinto signo zodiacal que el que siempre creyó tener y le dijeron.

Lo que no deja de ser arriesgado al poder ocasionarlos quebrantos de identidad (Tras muchos años creyéndose Leo para darse cuenta de que es Virgo)  :lloro:
« Última modificación: 20-Sep-18, 16:21 por satelite »
Frente a todo lo que no sabemos, la diferencia entre el sabio y el ignorante es despreciable, como la del humano al gusano

 

Sitemap 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40