Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Autor Tema: El Mago de las Estrellas  (Leído 1228 veces)

Desconectado teteca

  • Astrónomo
  • ****
  • Miembro n°: 798
  • Mensajes: 302
    • Ver Perfil
El Mago de las Estrellas
« en: 17-Jun-11, 19:05 »
En la segunda semana del mes de Junio del 2011 nos llega la información de manos de Juanjaen para hacer una actividad sobre Astronomía a los alumnos de educación infantil y primaria María Zambrano de Jaén, a primera impresión parece fácil, una más de las tantas que la asociación realiza a lo largo del año pero con algunas salvedades: hay que realizar la actividad en la semana del eclipse total de Luna y precisamente coincide el ese mismo día, los alumnos no superan los cinco añitos, ya de antemano han recibido la carta de un mago con instrucciones para realizar trabajos sobre constelaciones y el Sistema Solar (juegan y cantan mientras aprenden Astronomía),  el mago debe aparecer en el Cerro Miguelico, en Santa Ana (Torredelcampo) lugar de recreo y expansión para el ocio previsto de merenderos a las afueras de una localidad cercana a Jaén, el mago con su tripulación han tenido una avería en su nave y ha forzado una parada en el planeta Tierra.

El mismo día quince al salir del cole cada niño lleva una nota en su cartera: Si quieres fiesta duerme la siesta, (muy hábil la seño). Hay que prevenir una tarde larga de juegos y merienda hasta pasadas las diez que empezara a anochecer, la ilusión por conocer al mago de las estrellas es muy intensa y necesitarán estar despiertos hasta muy tarde para poder apreciar un cielo medianamente estrellado, así que es obligada una cabezadita después de comer.

Mientras tanto la Asociación y el grupo de observación no se ponen de acuerdo de cuál será el mejor emplazamiento para observar el eclipse, por lo que cada uno decide ir donde  intuye que se tendrá un destacado horizonte. El Cerro Miguelico no reúne las condiciones óptimas para la observación del eclipse, al Sureste se encuentra una prominente sierra que impide un horizonte despejado con las fatales consecuencias que esto implica para la ocasión, ciertamente algunos no quieren arriesgar y perderse un evento tan importante para un aficionado a la Astronomía, parte de los compañeros no lo consideran justo y buscan otro paraje.  

A las veintiuna horas vamos llegando por los alrededores de la ermita de Santa Ana, advertimos mucho movimiento en los merenderos y decidimos pasar de largo al final de una explanada desde donde se divisa la campiña Norte de Jaén, parece que es un buen sitio para plantar los telescopios y hacer la observación, con mucho temor y siguiendo mi propia sombra, advierto por dónde saldrá la Luna, justo lo que me temía, por el pico más alto de la sierra de Jabalcuz, pues nada, confiemos en que como no estamos justo debajo,  algo seguro que veremos del eclipse.

Montando los equipos


Juanjaen, Ramón (Tacómetro), Aurora, Antonio Mesa, María mi compañera de curro que he conseguido convencer para que me acompañe y yo, comenzamos con el montaje de los equipos mientras nuestra miradas se desvían en todo momento hacia el Sureste.

Son ya más de las diez y sin novedad, llamo a los mejor posicionados a ver como va el eclipse pero no hay respuesta positiva, José Cañada y Óscar se encuentra en la Cruz del cerro de Santa Catalina en Jaén y la Luna se resiste, no se ve por ningún lado, (a estos la Luna le había salido ya, pero fueron incapaces de verla hasta que no ganó una cierta altura), cuando de repente desde nuestro punto, ¡ahí está! empieza a salir por la montaña algo muy tenue y rojizo que apenas se aprecia bien de qué se trata, es la Luna eclipsada por la Tierra.

Un espectáculo mágico estaba servido y en bandeja, con forme iba ganando altura Selene hacia más notable su tono cobrizo dejándonos atónitos ante semejante maravilla que nos estaba ofreciendo la naturaleza, sin duda uno de los más bellos eclipses de Luna que mi  mente recordaba, daba la sensación de algo inusual y muy diferente a todos los anteriores eclipses vistos por nuestros ojos y, que según iba avanzando más placentero y majestuoso se iba haciendo, ¿tendrá nuestro mago algo que ver en el asunto?.

Secuencia del ecllipse por José Cañada
[youtube=425,350][/youtube]
Agrupación fotográfica Santo Reino

Alguien se acerca para darnos las últimas instrucciones sobre los peques, nos proporcionan la capa del mago y nos percatamos que un gran número de linternas avanza hacia nosotros, antes de que entren en nuestra zona de plantada salimos a su encuentro a escondidas entre los árboles, se escucha: ¿dónde estás, mago?, ¡ahí está el mago!. El  mago de las estrellas aborda al grupo de chavalines, padres y profesores y, hablando con un acento un tanto extraño los paraliza,  asombrados ante aquel individuo con capa de estrellas, luz roja en la frente y láser verde en mano, no daban crédito a lo que estaban viviendo, por fin han encontrado a su mago.

Con grandes dotes  de interpretación y sumergido de pleno en su papel, el mago de las estrellas improvisa una conversación con los pequeños terrícolas ganando su confianza y haciendo que éstos respondan preguntas demasiado comprometidas para su edad. Aquí quiero destacar la gran labor de la profesora de estos diminutos simpáticos, que ha sabido enseñarles muchos de los secretos de la Astronomía de una forma divertida, ellos disfrutan aprendiendo y eso no lo consigue todo el mudo. Son conocedores de los planetas del Sistema Solar, desde el más grande al más pequeño, el más cercano y lejano, que  Plutón ya no es planeta, que existe satélites en buena parte de ellos, han aprendido constelaciones, el gran Hércules, Leo, la Osa Mayor, incluso algunos llevaron su propio telescopio. ¡Felicidades Raquel! El mago con su gran espada láser apuntó y dirigió por la bóveda celeste todas aquellas constelaciones que ellos les iban indicando, estaban alucinando, el mago junto con estos muchachitos  se fundieron en el abismo del Universo.

El Mago de las Estrellas con sus cómplices diminutos


Llegó la hora de poner el ojo a través del telescopio, mientras el eclipse continuaba su curso y entretanto, explicábamos qué son y cómo se producen los eclipses, íbamos gozando de  la exhibición lunar. Siguiendo las instrucciones del mago nos fuimos a los ojos del Cines, (Albireo), al corazón de Hércules (M-13) al majestuoso Señor de los Anillos (Saturno) que tanto impresionó cuando de repente una luz brillante comenzaba a cruzar el cielo, la Estación Internacional nos dijo adiós desde las alturas.  Tengo que decir que a los peques les costó mucho la observación, fue un poco complicado intentar explicarles lo que tenía que ver, por dónde y en muchos de los casos había que cogerlos en volandas para acercarlos al ocular y así es difícil percibir los objetos, creo que la Luna y Saturno consiguieron descifrarlos y espero que lo recuerden durante mucho tiempo. Sí es cierto que los padres y profesores  repetían la fila que les llevaba a volver a echar una mirada por los teles, notábamos una gran satisfacción por su parte y nos transmitían su afecto con palabras de agradecimiento que  nosotros aceptábamos con gusto, el placer también fue nuestro.

A la una de la mañana partió el último niño a hombros de su padre y nosotros comenzamos a recoger con buen sabor de boca, tal vez el eclipse no pudimos disfrutarlo en todo su esplendor, pero nos sentíamos plenos y completamente satisfechos.

Única toma que pude conseguir durante el eclipse



Saludos cordiales.
Antonio
« Última modificación: 17-Jun-11, 19:41 por teteca »
Los buenos amigos son como las estrellas, algunas veces no se ven pero siempre están ahí.


Desconectado iko

  • Extraterrestre
  • ******
  • Miembro n°: 3798
  • Mensajes: 1742
    • Ver Perfil
    • Cel de Vinaròs
Re: El Mago de las Estrellas
« Respuesta #1 en: 18-Jun-11, 15:41 »
 :ola: felicidades por el éxito de la observación desde luego que os lo currasteis  :plas: haciendo cantera  :D

 

Sitemap 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40